Prefiero que me mate una vaca loca. (Sobre la nueva normalidad).